logo  

Usted está aquí

La labor de la CREG ha permitido el desarrollo del sector de gas: Minminas

Al instalar el XVII Congreso de Naturgas el ministro de Minas y Energía, Amilkar Acosta, exaltó la labor de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) y aseguró que ella ha permitido en gran medida el desarrollo del sector.

 

La labor de la CREG ha permitido el desarrollo del sector de gas: Minminas

 

 

El jefe de la cartera energética aseguró que en los últimos meses la industria del gas natural ha recibido buenas noticias con las resoluciones de la CREG que han permitido desarrollar proyectos como la planta de regasificación que se construirá en el país.

"Tenemos un buen colchón de suministro de gas y tendremos planta regasificadora que será un reaseguro del sector eléctrico. Así como el Cargo por Confiabilidad ha sido un gran seguro de este sector", dijo.

De acuerdo con el Ministro Acosta este tipo de regulación es la que le ha permitido a Colombia que durante los últimos 20 años no haya tenido racionamiento pese a duras situaciones climáticas como las del fenómeno de El Niño.

No va haber racionamiento -agregó- así se presente fenómeno de El Niño porque aún en situaciones de hidrología crítica estaremos en posibilidades de que el parque de generación térmica opere a full y de esta manera podemos abastecer el 50% de la demanda de energía.

El jefe de la cartera energética explicó que la planta regasificadora de respaldo va a evitar tener que consumir combustibles líquidos en situaciones extremas de hidrología crítica y ello se ve en los costos para el usuario final.

"Esa inversión se paga solita. El beneficio esperado de este proyecto es que la demanda ahorrara $28 pesos por kilovatio hora (Kw/h) en sobrecostos por generaciones de seguridad con diésel entre los años 2016 y 2017, los cuales equivalen entre el 5% y 7% de la factura de energía eléctrica para usuarios residenciales y un total anual de US$900 millones", argumentó.

El beneficio en los siguientes 8 años es el promedio de $10,5 Kw/h, es decir 3% de tarifas residenciales.

Al año el ahorro podrá ser de US$ 400 millones, con lo cual la inversión del Estado cercana a US$450 millones se pagaría casi en un año, con lo cual es un proyecto que está ampliamente justificado.