logo  

Usted está aquí

“Tenemos que contar con redes eléctricas óptimas para poderle sacar provecho a la medición avanzada de energía”

Bogotá, 10 de diciembre 2021. La experta de la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG), María Claudia Alzate, analizó el escenario del despliegue de la medición avanzada de energía en Colombia e hizo énfasis en que para que los ciudadanos le saquen provecho a la medición avanzada será necesario que haya redes eléctricas óptimas.

“La medición avanzada facilitará la gestión de calidad del servicio y recuperación de pérdidas de energía eléctrica, sin embargo, para que realmente mejore la calidad debe haber inversiones en la red eléctrica. Eso es lo que está propuesto en la Resolución CREG 015 de 2018 y eso será esencial para que el usuario realmente se pueda beneficiar cuando la medición avanzada esté instalada. Lo importante es que los usuarios tengan buen servicio”, dijo la experta.

En este sentido, la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) expidió dos resoluciones a consulta este año, que plasmaban cómo se debería implementar la medición avanzada, partiendo de la base que debía representar un beneficio para los usuarios, los agentes y el sistema eléctrico nacional, todo ello, sin que representara un costo adicional para el usuario final.

De hecho, en este momento la Comisión de Regulación está analizando cómo se realizará la financiación de los medidores avanzados sin que le cueste al usuario final, en concordancia con el artículo 56 de la Ley 2099 de 2021. “Hay que tener en cuenta que dentro de los criterios que debemos aplicar al definir tarifas y remuneraciones, según nos exigen las leyes 142 y 143 de 1994, está el de eficiencia económica y este es el que debe estar presente en nuestras decisiones”, aseguró Alzate.

“Sacaremos unos ajustes definiendo la implementación de pilotos de medición avanzada para que los operadores de red puedan identificar las condiciones de mercado y que las empresas hagan sus análisis costo- beneficio para el despliegue de la medición avanzada, teniendo en cuenta que cada uno de los mercados tiene características diferentes”, dijo.

El GIDI también será uno de los elementos principales de la implementación de la medición avanzada ya que potencializará el beneficio a la promoción de la competencia que trae el AMI al materializar la posibilidad de que el usuario pueda escoger el comercializador que más le convenga.

La comisionada puntualizó que el montaje de la medición avanzada no es el fin, sino un medio para lograr la llamada “digitalización del servicio” y por tanto adelantó que en la agenda regulatoria del próximo año se prevé abordar este tema para definir el significado, los objetivos buscados, el alcance y medición, entro otros temas.