logo  

Usted está aquí

“Debemos asegurar que no se deteriore la calidad del servicio de los usuarios de energía y gas y que las empresas sean sostenibles”

Bogotá, 15 de octubre de 2020. “La normatividad que expide la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) debe tener un equilibrio que asegure el acceso a un servicio público de calidad y a costos eficientes para los usuarios, y que, permita la sostenibilidad de las empresas”, aseguró Jorge Valencia, director de la CREG, en la conferencia virtual, “Desafíos de la política de mejora normativa en tiempos de pandemia”.
En el webinar organizado por el Departamento Nacional de Planeación (DNP), la Universidad del Bosque y la Universidad de los Andes; el directivo de la Comisión explicó las medidas que ha tomado la entidad para mitigar el impacto económico y social que ha dejado la pandemia.
Según Valencia, cuando inició el aislamiento preventivo, lo primero que debía resolver la Comisión de Regulación era justamente cómo hacer para reactivarles el servicio a las familias que no contaban con energía ni gas por dificultades en el pago de las facturas. Una medida que tampoco podía afectar la estabilidad financiera de las empresas.
El gran reto que resolvió la Comisión al principio de la pandemia con la regulación que permite financiar las facturas, reconectar a los usuarios y congelar las tarifas fue garantizarles a los usuarios la continuidad del servicio, y además, darles facilidades de pago para mitigar el problema de la disminución de los ingresos de los hogares, explicó en su intervención el directivo.
“Teníamos que actuar rápido en tiempo de emergencia, por lo que, la principal lección que nos dejó esta experiencia es que a futuro todos los reguladores debemos adaptar herramientas más abiertas en la regulación para reaccionar de manera más rápida y dejar de pensar en una normatividad rígida”, dijo el funcionario.