Usted está aquí

Concluyó con éxito primera subasta de energí­a en firme

Bogotá, mayo de 2008 (CREG). Seis rondas fueron suficientes para concluir con éxito la primera subasta de energía en firme con la cual se garantiza el suministro en Colombia hasta el 2013.El Gobierno Nacional a través del Ministerio de Minas y Energía impulsó esta primera subasta que forma parte del esquema que diseñó la Comisión de Regulación de Energía y Gas (CREG) para brindar señales de largo plazo a los inversionistas en generación.
El proceso contó con la participación de proyectos hídroeléctricos, térmicos con combustibles líquidos, gas y carbón.

 

Con la administración de XM Expertos en Mercados, la auditoria de Deloitte Asesores y Consultores Ltda, y el subastador San Dinkm PhD con respaldo de Peter Cramton de Power Auctions LLC, el martes 6 de mayo se dio inicio a la subasta.

Ocho empresas que participaron con diez proyectos comenzaron ofertando 9 Teravatios hora-año (TWh-año) de energía en firme y una capacidad de 1.208 Megavatios.

 

Luego de día y medio de subasta, y cuando concluyó la sexta ronda, tres nuevas plantas, adicionales a las existentes, aseguraron la energía en firme necesaria para garantizar el suministro en el período establecido (2012-2013).

 

De esta forma la hidráulica Amoyá con 78 Megavatios (MW) de Isagen, la térmica a carbón con 150 MW de Gecelca y la térmica de combustibles líquidos con 210 MW Poliobras lograron mantener su oferta.

 

Con un precio de US$13,998 por MWh se asignaron 3.009 Gigavatioshora año (GWh-año) de energía en firme equivalentes a una capacidad de 438 MW
Las asignaciones a plantas nuevas se realizaron para un período de 20 años contados a partir del 1 de diciembre de 2012.

 

"La conclusión de esta primera subasta es un logro significativo y habla de lo atractivo que es Colombia para la inversión, en este caso del sector energético", dijo el ministro de Minas y Energía, Hernán Martínez Torres.

 

Al explicar la importancia para el país el Ministro aseguró que con esta subasta se está garantizando que Colombia tendrá energía, por lo menos hasta el año 2013, sin riesgo de racionamiento.

 

"Para los usuarios el beneficio es la confiabilidad para la atención de la demanda en situaciones de escasez, evitando los racionamientos y garantizando que los precios de la energía en la bolsa, que finalmente son trasladados a los usuarios, no superen un cierto nivel preestablecido", dijo el jefe de la cartera energética.

 

Así mismo, aseguró que para los generadores los beneficios se concretan en ingresos fijos asociados a la obligación de energía firme hasta por 20 años, lo cual se traduce en una estabilización de su flujo de caja y reducción de sus riesgos de inversión.

 

Con este resultado se inicia el proceso para la asignación de plantas cuyo período de construcción es mayor de 4 años y que podrán entrar después del 2014 y hasta el 2018, cuya asignación se hará en un proceso que termina en junio 25 de 2008.