¿Cómo funcionan?

Para llevar los combustibles líquidos a los diferentes usuarios es necesario realizar un proceso en el que se identifican cuatro etapas.
 
Producción de combustibles líquidos (refinación del petróleo)

La refinación del petróleo es un proceso que se lleva a cabo para convertir el petróleo crudo en derivados que sean de fácil utilización, como por ejemplo las gasolinas, el diésel, el jet fuel, entre otros.

Este proceso se realiza generalmente en torres de destilación, donde básicamente lo que ocurre es un proceso de calentamiento en el que se obtienen productos de acuerdo a los diferentes puntos de ebullición.